Zona de Ocio, Aventura y Restauración abierta 365 días. Ver festivos de apertura

¿Cómo hacer pan casero? Receta y pasos
«Volver al listado

¿Cómo hacer pan casero? Receta y pasos

Recetas 2020
pan-casero

El pan es una de esas delicias culinarias con la que disfrutamos día a día. ¿Y es que alguien puede resistirse al aroma y al sabor del pan recién hecho? En intu Xanadú te proponemos una receta para que te prepares tu propio pan casero desde casa: fácil, delicioso y con una textura esponjosa. Uno de esos placeres que merece la pena saborear, tras haberlo amasado con tus propias manos. ¿Te animas a hacerlo? Recuerda que en nuestra cuenta de Instagram puedes encontrar un vídeo con todos los pasos para prepararlo con la Thermomix.

Ingredientes para hacer pan casero

El pan siempre ha sido un alimento básico y accesible para todos, por su bajo precio y por lo fácil que es prepararlo incluso en tu casa. Los ingredientes son muy económicos y se pueden encontrar en cualquier casa: agua, harina, sal y levadura.  Si no tienes alguno de estos ingredientes no olvides que puedes acudir a nuestro supermercado Hipercor. La harina tiene que ser de fuerza, mezclada con otra que nos guste y le aporte sabor y textura. En el caso de la levadura, debemos de utilizar levadura especial para hacer pan, ya sea fresca o seca.

El secreto de un buen pan no son los ingredientes, aunque la calidad siempre es importante, sino la forma en la que amasamos el pan y el tiempo que le dedicamos. Si amasamos durante los minutos suficientes y lo hacemos con mimo, el resultado será una miga esponjosa y a la altura de la de los mejores panaderos. Sorprende a todos los de la casa con un plan especial con el que disfrutareis tanto durante el proceso como con el resultado final. El pan casero es uno de los mejores planes para incluir a los niños de la casa, ya que amasar es una tarea que les encantará para experimentar con texturas.

Consumir este pan tiene más beneficios de los que crees: el pan elaborado en casa es mucho más saciante, más consistente y con ingredientes adaptados a nuestros gustos. Además, puedes controlar en todo momento los ingredientes, sus cantidades y con menos concentración de sodio, ya que limitas la sal que le añades.

Tipos de harina para hacer pan casero

La harina es uno de los ingredientes principales de nuestro pan, el alma del pan, en concreto la harina de fuerza o harina fuerte. Este tipo de harina tiene una mayor proporción de gluten y absorbe muchas más agua: el resultado será una masa elástica y consistente, perfecta para la elaboración del pan.

Realmente es el ingrediente clave para hacer el pan, por eso podemos elegir entre un amplio abanico de opciones, como harina de trigo, harina de centeno, harina de espelta, harina integral… todas ellas mezcladas con la harina de fuerza de la que te hemos hablado. Elige el que más te guste a ti, teniendo en cuenta que las harinas de trigo suelen tener menos sabor que otras como la espelta o el trigo salvaje.

¿Cómo hacer pan casero paso a paso?

Nos encanta recomendarte recetas de postres fáciles, postres para diabéticos e incluso platos para celíacos, por lo que queremos que completes tu lista de básicos de cocina con las mejores recetas para hacer pan casero. El primer paso para elaborar tu pan casero es poner todos los ingredientes secos (unos 400 gramos de harina convencional, 400 de harina de fuerza y 25 gramos de levadura de panadero) en un bol, junto con la cucharadita de sal. Vamos añadiendo poco a poco 450 ml de agua y mezclamos con las manos hasta conseguir una masa que se pega a las manos.

Continúa mezclando hasta que deje de pegarse, durante aproximadamente 15 minutos. Cuando la masa sea elástica y suave, guárdala en un bol y tápala con un paño húmedo para dejar que fermente durante una o dos horas. La clave está en que doble su tamaño.

Una vez que esto suceda la volvemos a sacar y hacemos unos pliegues de fuera hacia dentro, este proceso sirve para tensionar la masa. En este proceso hay que tratar con delicadeza la masa para evitar que pierda la textura que ha conseguido durante dos horas que fermentación. Lo volvemos a colocar en un cuenco, tapado con un trapo limpio al que le hemos añadido harina para que no se pegue. Ten en cuenta que en esta segunda fermentación va a volver a crecer, por lo que el recipiente debería de tener un buen tamaño.

Cuando haya doblado su tamaño, hornéala durante 20 minutos a 220 grados. Un idea es que añadas un recipiente lleno de agua en el horno, para que el vapor consiga una corteza más dorada, brillante y crujiente.

pan-casero-elaboración

Como ya has comprobado, el pan casero es más fácil de hacer de lo que parece. Además de conseguir tu propio pan, con la satisfacción añadida que eso supone, también es un plan ideal para los pequeños de la casa. ¡Toma nota de todos los consejos que te ofrecemos en intu Xanadú!

Volver al listado Subir Más sobre Recetas
No te pierdas ningún plan.
Suscríbete a nuestra newsletter.

 

 

Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz click el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies