Zona de Ocio, Aventura y Restauración abierta 365 días. Ver festivos de apertura

Rutina de belleza para una piel perfecta
«Volver al listado

Rutina de belleza para una piel perfecta

Salud 2020
rutina-de-belleza

Cada vez más nos preocupamos por tener una piel bonita, una buena forma de vernos mejor físicamente, pero también de cuidar nuestra salud. La piel es el órgano más grande nuestro cuerpo, por eso hay que mimarlo para evitar la aparición de enfermedades cutáneas. Además, una buena rutina corporal te asegura relajación y te presta un momento de tranquilidad para dedicártelo a ti mismo por completo.

Si quieres embellecer tu cuerpo y aprender cuál es la forma ideal de hacer una rutina de belleza, en intu Xanadú te damos todos los pasos y consejos para ello. Porque no hay nada mejor que verse bien.

La mejor rutina de belleza

En ocasiones creemos que las rutinas corporales de belleza solo pasan por hidratar la piel y aunque es un truco muy importante hay otros pasos que garantizan que tu piel esté elástica y bella. Mímate y conoce todos los tips que deberías de probar para relajarte y para mejorar la apariencia de tu piel.

Para esta rutina solo necesitas exfoliante corporal, gel de ducha hidratante, crema hidratante, crema de pies, limas y un guante exfoliante. ¿Preparada para ponerte a punto?

Limpieza

La limpieza es la base de cualquier rutina en tu piel, ya sea corporal o facial. En el caso del rostro estamos acostumbrados a recomendaciones de limpiadores faciales aptos para nosotros, pero no somos tan delicados con la piel de nuestro cuerpo. Es necesario utilizar un gel que se adapte a las necesidades de nuestra piel: piel grasa, piel atópica, piel seca… Aunque pensemos que esto no afecta, tiene la capacidad de preparar nuestra piel de forma adecuada. Además, con una buena limpieza permitimos que los cosméticos y productos que vamos a utilizar después se absorban bien.

Si quieres hacer una limpieza en profundidad de tu piel facial, te contamos cuáles son los aparatos faciales que más funcionan.

rutina-de-belleza-cuidado-corporal

Exfoliación

Una vez tengamos la piel limpia y con ella mojada, podemos exfoliar: este paso asegura que eliminemos células muertas y que nuestra piel esté mucho más suave y limpia. Este paso también ayuda a que activemos la circulación de nuestra piel y evitemos la aparición de celulitis y de la flacidez.

Si no tienes un exfoliante en tu casa, puedes hacer un exfoliante casero utilizando el poso del café y un poco de aceite de coco. Este activo tiene la capacidad de activar tu circulación y dejar tu piel increíblemente suave. ¡Sencillo y económico!

Hidratación

Una vez que te exfolies y aclares tu piel, sécala y selecciona una crema hidratante a la altura de tus necesidades corporales. Aplícala haciendo un suave masaje por toda tu piel para activar la circulación y mejorar la apariencia de la celulitis y favorecer su absorción.

Si tienes la piel muy seca puedes apostar por aceites corporales de rápida absorción o también por mantecas hidratantes, mucho más densa. Completa este paso con una crema facial, perfecta para estar totalmente hidratada.

Reafirmante

Si quieres ser más incisivo con los problemas de flacidez en tu cuerpo, puedes recurrir a cremas corporales especiales para reafirmar y favorecer la circulación. Además, puedes acudir a accesorios como los rodillos corporales madera o las ventosas, una técnica china llamada cupping que ha revolucionado el mundo de la belleza. Ambos sistemas ayudan a hacer un masaje profundo en tu piel.

Cuidado de los pies

Muchas veces dedicamos tiempo a todo nuestro cuerpo y nos olvidamos de los pies. Utiliza todos los utensilios para limar las durezas de tus pies y a continuación utiliza una crema especial para esta zona corporal. Para asegurar que esto sea más fácil, mantén tus pies en remojo durante unos minutos. Además de relajante tendrás como resultado unos piel bonitos y suaves.

Cuidado de manos

Las manos son la parte de nuestro cuerpo que más se expone a productos abrasivos, por lo que es muy fácil que nos encontremos con unas manos deshidratadas o con escamas. Asegúrate de no lavarlas a temperatura muy alta y que las seques bien después de cada lavado (también entre los dedos). A continuación, aplica una crema muy hidratante e intenta hacerlo después de cada lavado, para mantener la barrera protectora.

Recuerda que, si vas a exponerte al sol y quieres beneficiarte de la vitamina D, es imprescindible una buena crema solar que te proteja de todos los efectos nocivos del sol. Dedícate unos minutos a ti misma y disfruta de una piel bonita y sana desde tu casa.

Volver al listado Subir Más sobre Salud
No te pierdas ningún plan.
Suscríbete a nuestra newsletter.

 

 

Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz click el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies